Inicio > 1 > “Mamá Cacá”, poema para mi abuela

“Mamá Cacá”, poema para mi abuela

Este poema lo escribí hace tres años, para mi abuela. Tardé en decidirme a leérselo delante de mi madre (y no recuerdo quién más), pero finalmente me decidí. Lo “gracioso”, y léanse bien las comillas, es que la demencia senil hizo que lo olvidara justo después de darme un beso y un abrazo mientras sonreíamos ambos. Sin duda, su sonrisa encerraba un misterio que nunca llegaré a desvelar.

Quisiera escribirte abuela

los versos más hermosos,

quisiera abrazarte en ellos

,Siempre,

y ahora que estás a mi lado.

Quisiera escribirte

unos versos sin tiempo,

sin nieves de invierno,

sin edades de primavera,

unos versos ligeros

que te robaran el olvido de tus años.

Quisiera, abuela, escribirte

con los ojos del niño

que te devuelve el tiempo

que con él compartiste:

Los almuerzos embuchaos, los postres

-que ahora no comería-

tu carácter, abuela,

y mis enfados;

el olor de tus muebles, el aroma de tu casa, la cocina, la solana,

el cuartito de la entrada.

Quisiera, abuela, unos versos directos

para pintar de nuevo aquellos años

,hoy muertos,

escuchar a pichí cantar, jugar con la ardilla

-que al final quiso volar-,

saborear de nuevo tus comidas:

¡qué lentejas, qué caldo de huevo,

tu corte ancho en las papas fritas!

-lo siento abuela, pero me disgustaba el hígado, al igual que a mi madre-

Quisiera, abuela, unos versos

pero, ya sabes,

sólo tengo estos recuerdos para pintar

, ahora,

este lienzo contigo.

¿Me ayudas abuela?

Nos criastes a mi

y a mis primos;

a todos tus nietos.

Recordamos todos, con la sonrisa que da la lejanía,

la diplomacia de la tabla en las riñas.

Recordamos las tardes

con aquel chocolate caliente tan rico,

con churros o galletas de mantequilla.

Recordamos tus navidades en familia, la talega del pan que deslizabas por el balcón;

y ,¿sabes?,

yo también recuerdo el vasito de licor de naranja.

¡¿Cuántos años tendría?!

Quisiera escribirte, abuela, unos versos

para estar más contigo

,siempre,

para tocar en el hombro del tiempo y susurrarle al oído:

<<No te apures, no hay prisa>>

Agrecería, abuela, estos versos,

el habernos cuidado de pequeños

y me disculparían, también,  estos versos,

por no haber compartido más tardes contigo.

About these ads
Etiquetas:
  1. Beni
    septiembre 14, 2008 en 5:31 pm | #1

    Me gusta, es muy cariñoso, transmite mucha calidez, y es muy agradable leer en versos cosas tan cotidianas como las lentejas, las papas fritas, el chocolate… Al leerlo nos lleva también al mundo de nuestra infancia, al mundo de la abuela, de la madre… al mundo de cuando éramos pequeños.

    Muy lindo.

  2. mamy toyi
    enero 14, 2009 en 9:09 pm | #2

    abuelita eres lo major k nos a pasado en la vida la keremos muxo gracias por la paciencia k a tenido por nosotros, gracias por todo el apoyo k nos a dado en toda la vida por eso la keremos demaciado y le escribimos esta carta pork es la abuelita mas hermosa, buena y amable ….. apesar k algunas veses alomejor la emos pasar malos ratos ojalas k se sienta bien con esta linda y hermosa carta .

    es muy linda.

  3. agosto 29, 2009 en 4:11 pm | #3

    me gusto pero necesito algo mas bueno!! plis para mi abula ana!!! besitos!!!!

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: