Inicio > Escritores canarios, Letras canarias > Un poema sobre la realidad.

Un poema sobre la realidad.

 

                                                             A mi hermana Ana, mi reina.

                                                            

Puedo construir, en versos, el arma más letal

de la sangre obrera contra el sistema capitalista.

 Puedo construir bombas atómicas, misiles

 y guerras bacteriológicas contra el cáncer

devorador de las conciencias.

Versos como: en Gaza la noche escurre sangre;

las guerras son el pan del imperialismo,

dentelladas a la yugular de los pueblos

para alimento de los vampiros;

somos carne que se compra y se vende

en el mercado; desde el vientre materno

hasta la tumba, vivimos para el trabajo.

Ni el más pequeño e inofensivo,

ni el más grande y feroz animal,

pierde su esencia, el ser humano sí.

Pero también puedo escribir otros versos,

igual de letales, como: escurre agua de rosas la noche

en los jardines de mi casa; desde el vientre materno

tengo siempre la alegría del sol en mi pecho;

el pensamiento me da la armonía de mi yo

en comunión con el yo de la naturaleza.

Y son versos igual de revolucionarios.

Evidenciar la vida hace patente cualquier muerte.

About these ads
  1. Román Pérez González
    enero 19, 2009 en 1:14 am

    Es un auténtico honor el poder leerte diariamente, que seas una de las puertas.

    El texto me encanta, Benita y no puedo ni quitar ni intentar añadir nada porque su claridad, lo bello de sus imágenes, al menos a mí, me lo impiden.

    un abrazo grande

  2. javierhf
    enero 19, 2009 en 3:03 pm

    “Evidenciar la vida hace patente cualquier muerte”. Cruda y primera verdad desde que nacemos.

    Así en primer comentario sin mucho profundizar, me llega el pomea como una muy buena idea, tan sencilla como contraponer dos imágenes opuestas, dos luchas, “la vida y la muerte”, “la libertad y la esclavitud”, todo parte del teatro de la humanidad, aquella tragedia de la que ya hablaron los griegos.

    Veo en le poema versos con mucha lírica como:

    ” en Gaza la noche escurre sangre;”

    “escurre agua de rosas la noche

    en los jardines de mi casa”

    “tengo siempre la alegría del sol en mi pecho”;

    También versos que parecen una sentencia que lleva siglos grabada en la roca de algún antiguo templo romano en ruinas, quizºas en Delfos, en el mismo ojo del oráculo, como:

    “Evidenciar la vida hace patente cualquier muerte.”

    Todos los demás versos me recuerdan a la poesía social, de denuncia, que lanza sus manos cerradas y desnudas contra la cara de la opresión (y tenemos que recordar que la opresión y las cadenas no siempre viene de fuera).

    …Al llegar aquí, Beni, si pego todo lo que he dicho y lo dejo como un collage parece que el poema quiere ser dura belleza, unir esos versos líricos con los sociales y directos y ser un único golpe que, sosteniendo una pluma o una flor (rosa con espinas, quizás) golpease la realidad (o con ella). Se ven gritos de rabia en el poema, aunuqe sean en voz baja; se ven una mano abierta que muetras el calor de sol en tu pecho, el agua de rosa con que la noche nutre tu jardín, se ven hechos tal cual: chupansagres, el obrero en los huesos (no ha cambiado el significado de la palabra obrero hoy en día?son tantos como antes?mueven ellos los cambios sociales?) Quizás ha habido los suficientes cambios en la sociedad para que la palabra obrero tenga miedo de salir y expresarse; quizás porque ya casi todos pertenencen a esa clase de los Acomodados, y sólo recuerdan que, una vez, fueron obreros y que en las crisis son esclavos de esa condiciºon que, quizás, no quisieron cambiar, no les dejaron o no vieron cómo hacerlo.

    Con todo esto, quería decirte que a mi el poema me pide pulir esas diferencias entre los versos líricos y los sociales. Veo un diamante en bruto en el poema, del que ya se ven los brillantes y cortantes vértices.

    *** *** ****

    Y cambiando un poco de tema, pero sólo un poco, creo que para el poemario social, Beni, nos vendría genial quedar y hablar o tratar algunos temas por correo como ,por ejemplo, aquello que hablamos en us día de que los antiguos eslóganes ya están vacíos, que por eso la gente, o muhca gente, desconfía de esos eslóganes; hablar, por ejemplo, de quiénes son ahora los obreros que antes, aços antes, salieron a la calle para exigir un horario humano de trabajo, aquellos obreros que fueron apaleados y asesinados en esas manifestaciones y por los regímenes totalitarios…esos que ahora envejecen y crecen obesos en sus casa, teniéndolo todo. Quizás el ser “obrero” ha pasado a ser más mito y leyenda que otra cosa, quizás es, en muchas ocasiones una condición mental; quizás ahora se deba cambiar de palabra para referirse a ese grupo de personas más desfavorecidas, escalvas de su trabaajo por que el contrato es inhumano, aquellas víctimas del Vampiro, los que no llegan a final de mes por un suelod asesino…Hay mucho de que hablar! ;)

  3. javierhf
    enero 19, 2009 en 7:47 pm

    Hubo un tiempo en que te dijeron:
    “Trae a trabajar a tus hijos”.
    Y ahí estaban tus hijos, trabajando,
    horas y horas, horas y más horas.
    “Hubo un tiempo en que te dijeron:
    “Métete en estás minas y fábricas
    insalubres, estas industrias de la muerte
    y su negras venas.”
    Y allí fuiste, a oscuras, tan sólo con una vela,
    un casco a penas resistente y un canario de la providencia.
    “Ven con tus hijos”, te ordenaron.
    Y así llevaste a tus hijos. Porque tenías que comer,
    porque amenazaba el despido.
    Hubo un tiempo cuando fuimos esclava.
    Un tiempo cuando todos fuimos esclavos civilizados.
    Pero hace tanto tiempo que ya, parece que lo hemos olvidado.

    En aquellos años el obrero, el trabajador, el proletariado
    de aquellos rojos, el eslabón necesitado y primario de la sociedad
    tiraba como animal de carga bajo el látigo, y la amenaza.
    En aquellos años todos los tiros, los golpes de porra,
    las patadas de los caballos en la carga policial
    se estrellaban contra la piel de aquellos que sudaban su pan.
    Pero hace tanto tiempo, tanto ha sucedido
    que incluso la Historia parece haber olvidado…
    Y ahora te ordenan comprar, y tú compras.
    Y ahora te ordenan que tengas ocio, y tú lo tienes,
    y ellos te lo venden y tú lo aceptas.
    Y ahora hay guerras, como siempre las hubo en el corazón humano,
    y tú te contentas con salir a la calle con pañuelos, gritos, viejos cantos y pancartas.
    Te contentas con esa libertad de cada cuatro años.
    Si olvidaste el sudor de los que gritaron y sangraron
    antes que nosotros,
    si olvidaste que duermes sobre sus luchas,
    sus logros, y también sobre sus errores,
    si olvidas que tus sueños ya alimentaron
    otras mentes, otros cuerpos llenos de deseo,
    si olvidas, entonces ya estás muerto.
    Si olvidas, ya eres esclavo de ellos.
    Si olvidas, ya casa no es tu casa.
    Ya tu cerebro no es tuyo,
    ya eres un animal al que devoran sus cuervos,
    ya tu imagen se arrastra con miles de cadenas,
    tu grito se ahoga en el barro.
    Si olvidas, no vales para nada,
    para nada más que para bestia de carga,
    criatura que lo único que necesita para producir
    es comer, algunas horas de sueño, algo de ocio
    y muchas mentiras.

  4. Benita
    enero 19, 2009 en 11:35 pm

    Román, el honor es mío, el honor de que ustedes me lean y el honor que yo tengo de leerles a ustedes. Infinitas gracias, hasta el cielo.

    Javi, muchas gracias por tus observaciones. Darían para escribir y hablar mucho rato. Ahora mismo, sólo decir que la idea del poema es transmitir que versos sociales no sólo son los que directamente hablan de las injusticias del sistema en que vivimos. por ejemplo el verso “En Gaza la noche escurre sangre” es un verso social, sensibiliza, llega a las conciencias, nos hace reflexionar y tomar partido, no mantenernos al margen de esa guerra. Pero decir “La noche escurre agua de flores” o el verso relativo al yo de la naturaleza también es social, por qué no, con ese verso también sensibilizamos, llegamos a las conciencias ¿Si la naturaleza nos brinda su armonía, nos brinda las delicias del sereno de la noche, de las rosas, la alegría del sol, en definitiva la infinita felicidad de vivir como un todo armónico por qué no la tenemos, por qué vivimos corriendo, por qué sí el llanto y no la risa? Las mismas causas que generan la guerra de gaza generan que no tengamos esa alegría. Creo que me es difícil transmitirlo pero la idea es que si llenamos las calles de versos con imágenes de absoluta felicidad obtenida con las cosas sencillas de la naturaleza estamos concienciando, la gente se preguntaría por qué no la tiene. Aunque ahora digamos que tenemos casa, coche, comodidades somos igual omás esclavos que antes, somos esclavos del consumo, la esclavitud moderna como dices en tu maravilloso poema (poema que desata emociones en el pecho). Ahora la explotación es más sutil. Sé que hay una parte del poema, cuando digo ” Pero también podría escribir otros versos” donde tengo que reflejar mejor lo que realmente quiero decir. El poema nació de una conversación que tuve con mi hermana.

    El poema que has puesto me lo leerá detenidamente mañana, ahora sólo decir que tiene partes preciosa como aquella donde dice que si olvidamos estamos muertos, la idea de la esclavitud moderna, nos ordenan que compremos y compramos, no pensar.

    Gracias nuevamente a los dos y un gran abrazo.

  5. R. Alzala
    enero 20, 2009 en 12:27 am

    Interesante hilo, propuestas, ideas, imágenes, escritos, intenciones, emociones.
    Beni comprendo lo que quieres decir tanto en el poema como en el comentario. Nos hablaste de la idea en una ocasión.
    Pienso en lo interesante del planteamiento, en lo sencillo de la idea pero a la vez se me antoja compleja. Sigan así, una línea muy interesante sobre la que trabajar de la que todos nos beneficiamos.
    Gracias.

  6. Benita
    enero 20, 2009 en 10:37 pm

    Sí, Rayco, es una línea muy interesante, y complicada a la vez, no es fácil abordar la realidad, y nos podemos equivocar en los planteamientos, en los enfoques que le demos a las cosas. Es una responsabilidad grande. Da respeto. Una vez me dijeron, no sé si es acertado o no, que en la poesía social todo está dicho, o casi todo, y que de lo que se trata es de decirlo de otra manera. Gracias por el comentario.

    Y sería bueno, Javi, que subieras el poema como un post, que no quede solo en este espacio como comentario. Lo que sí yo cambiaría es el verso en el que haces alusión a la guerra como algo que siempre ha existido en el corazón humano, y contendría algunas partes, pero en general el poema es muy interesante, dice grandes verdades que en la realidad actual de forma interesada se sustituyen por grandes mentiras.

    Abrazos.

  7. enero 20, 2009 en 10:49 pm

    Tomo nota, Beni, de las contenciones necesarias. Le meteré mano, como sigo haciendo con ¿Qué es poesía? Respecto a lo de la guerra que siempre ha existido en el corazón humano, en este momento dudo mucho de que vaya a quitarlo ya que es algo que creo firmemente. Desde mi punto de vista y hasta donde llegan mis reflexiones y vivencias personales, el ser humano alberga el conflicto en su interior, sea en forma de semillas que pueden germinar violentamente, sea en forma de conflictos y guerras consigo mismo o con los Otros. La guerra en el interior de cada persona no la veo como algo negativo, al contrario, es una circunstancia, o un hecho humano, que nos permite crecer, madurar, aprender y, sobre todo, nos enmarca esa puerta detrás de la cual se hayan una tranquilidad superior, con alas, una respiración serena y una mirada tan en calma como el mar cuando duerme sin malos sueños.

    La guerra como conflicto creo que es una de las características fácilmente identificables de la Humanidad, junto con su necesidad de expresión, en la forma de las diversas artes, y de cuestionarse el por qué de su existencia. En todo caso, y respecto al verso, quizás lo justo, para darle equilibrio al poema, sea precisamente hablar de esto que comento: el conflicto forma parte del ser humano, y también el arte, la expresión, la pregunta sobre todo lo que nos rodea, la pregunta eterna. Lucha y Arte.

  8. junio 13, 2010 en 1:51 pm

    burno quiero decir que este poeme es muy lindo que era una caracteristica de amor y paz

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: