Inicio > Instantes > Física y matemática

Física y matemática

Descifrar tu cuerpo perenne
después de Navidad
es tal ecuación aritmética,
tal misterio cuántico,
que no pienso resolverlo
hasta que metas tu lengua en mi boca.

Anuncios
  1. R. Alzala
    julio 12, 2009 en 11:19 am

    Están multado por pajarear
    y ahora que lo sabe
    abrirá todas las jaulas.

  2. julio 13, 2009 en 5:29 pm

    Si descifras toda la incógnita, la ecuación dejará de ser física y matemática convirtiéndose en fisiología humoral.

  3. JAVIERHF
    julio 13, 2009 en 5:51 pm

    Toda ecuación, y su ofrecimiento para ser resuelta, ¿no es, a fin de cuentas, el cebo de una trampa o una ecuación mayor que engulle a los incautos?

    La fisiología humoral está bien, como un buen entrecot, una chuleta en su punto, un pescado fresco asado, un trozo de queso ahumado del hierro, o un curado de aroma fuerte acompoñado de vino tinto, o de un jerez. O, ¿por qué no?, como un buen cacho de labio, de hombro, un mordisco en la cabeza para despistar a la víctima y, entonces, caer con los dientes en el cuello…

    La fisiología humoral está bien.

    La solución de las incógnitas podría ser eso, lo que te llevas a la boca. Una magnitud variable según el tiempo que dura el sabor en la memoria gustativa de la lengua, el aroma en los recuerdos pituitarios.

    La ecuación en sí misma, o la ciencia misma que la concibe podría ser la intución o la certeza de que las soluciones de las ecuaciones, el valor final de sus incógnitas está ahí, se sabe (o sabes, o sabemos) que existe…por eso mismo no la desvelas del todo, a lo sumo disfrutas de la carne de las soluciones parciales, integrando la carne, derivando miradas y gestos…

    …y la sumatoria de las soluciones parciales no es la solcuión en sí, sino tan sólo una buena aproximación.

    ¿No se envían cohetes a la luna con estás “buenas aproximaciones?

  4. julio 13, 2009 en 9:29 pm

    Buena reflexión… ¿Tú crees que los cohetes se basan en estas teorías matemáticas que relatas? ¡Uff!… si fueran las cinco de la mañana, te diría que dejaras de beber (o la menos acompañaras la bebida con “comida”) y que fueras a devorar un buen cacho de labio, lengua, muslo o similar, porque tus recuerdos pituitarios están creando un mar de variables fisiológicas humorales inciertas, y al final la solución va a llegar de tus propias manos…

  5. Tristán
    julio 15, 2009 en 8:40 pm

    ¡Chicos!, me han hecho reír. ¡Me encanta!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: