Corazón

A veces dudo de que latas para mí,

de que muevas mi sangre

porque tengas que hacerlo,

porque estás sujeto al imperativo biológico de vivir,

o porque, simplemente, también tengas sed.

A veces creo que me sacudes y me lates entero por angustia,

porque cuando apago la luz y cierro los ojos para poder dormir

ves detrás de tí, a lo lejos, la figura del Ansia,

porque te agita la excitación caprichosa de la Mente,

o porque sucumbes a un repentino ataque de Vértigo…

llámese Presente, Futuro, Amor, o Miedo.

Anuncios
  1. agosto 24, 2009 en 12:18 am

    Versionando 😉

    ¿Lates para mí?
    Lo siento pero…tengo mis dudas.
    Mueves mi sangre,
    pero no sé por qué;
    sé que tienes que hacerlo,
    que te obliga algún imperativo biológico de vivir,
    que, como todos, también tienes sed.
    De verdad…no sé qué pensar,
    pero creo que a veces huyes de algo;
    justo en ese instante en que me sacudes y me lates entero,
    justo después de apagar las luces y cerrar los ojos,
    parece como si vieras, detrás de ti,
    a lo lejos seductora del Ansia
    y luego te dejaras llevar por la excitación barata de la Mente, o sucumbes a un repentino ataque de Vértigo…

    llámese Presente, Futuro, Amor, o Miedo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: