“Lo siento…”

El restaurante, con el mismo ambiente vinoso y autosuficiente. Los mismos empresarios con idénticas prostitutas de lujo vestidas de paisano.

*

Tú mirada fíja en el último horizonte de la mesa, atravesando mi estómago, los ojos escavando en lo perdido,

extrayendo no sé que confesiones de tu garganta.

*

Yo disfrutaba de una creciente erección en ese preciso instante, mientras tú te sincerabas; mientras murmurabas algo sobre un atraco cometido en mi nombre (con tu voz de mujer), una camioneta hundida por ti misma (con tus delgados y lechosos brazos japoneses) y una pareja de guardias civiles pintarrajeados de payaso y maniatados por ti misma, en el portal de mi propia casa.

*

*-

El camarero llegó con la cuenta y alguien dijo “lo siento”.

*

-“Señorita, hay un señor desvanecido en su sopa”

Anuncios
Etiquetas: ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: