Inicio > 1 > Ofrenda.

Ofrenda.

Alzó la vista al cielo

y en él puso

la tierra húmeda del suelo.

Anuncios
  1. JAVIERHF
    febrero 4, 2010 en 1:37 am

    Por un momento,
    pensé que era Dios,
    imaginé que, cansado de tanta perfección,
    al séptimo día se cansó…
    y comenzó a jugar,
    comenzó a crear de verdad,
    sin realidades de por medio,
    soltando libres sus manadas de caballos salvajes.
    Cuando desperté
    creí verlo a través del cristal,
    daba brincos de maceta en maceta,
    salta desde el bordes de las hojas de perejil
    y tomate, y de un larguísimo paso
    alcanzaba el muro de la entrada.
    Tres horas después
    las horas dictaban el silencio.
    El salón quieto,
    la tele apagada;
    la lavadora muerta de hambre;
    el fregadero óseo de sed.
    Frente a la pantalla
    las palabras saltaban apresuradas
    una delante de las otras,
    con prisa, con brillo,
    húmedas de tanta libertad.
    Una hora más tarde,
    cerré los ojos
    y me dejé caer sobre la silla.
    Las horas se llevaron su dictadura.
    El vacío se calló, por fin, de una vez.
    El hambre y la se
    se desvanecieron de la casa.
    Miré por la ventana,
    y lo ví.
    Un rayo de sol,
    de luz de invierno tardío,
    tiraba del mediodía hacia mí.
    “Con mi calor, te abrazo.
    Abre los ojos.
    Reponte de tu cansancio.
    Encontrarás en mí
    todo lo que necesites;
    incluso de noche,
    cuando la luz abandone tus pupilas,
    has de encontrarme dentro de tu pecho”.

  2. R. Alzala
    febrero 4, 2010 en 11:31 am

    Vale Yosi:

  3. Benita
    febrero 6, 2010 en 4:20 pm

    Muchas gracias por el poema, y también por la música en esta entrada.
    Un abrazo.

  4. febrero 6, 2010 en 6:14 pm

    No sé si hablar de “con este tipo” de poemas, o, quizás mucho mejor, desarrollando el poema, creando, quizás, toda una historia de la creación de un mundo, sea imaginario, real o espiritaul, creo Beni que estarías a las puertas de darle forma a una visión muy particular de tu relación con la naturaleza, o con tu entorno.

    Quiero decir que el poema, tal y como se refleja en el poema que puse como primer comentario, me trajo la idea de Dios y de la creación del mundo. Quien dice Dios, dice Zeus, dice Odín, el Árbol del Mundo, el Caos y el Orden.

    Me parece que la imagen que planteas es perfecta para, ya sea en un poemario, ya sea en un único poema, desarrollar algo aśi como una historia de la creación, o, ¡por qué no!, del intento de la poeta por crear el mundo a su gusto.

    La imagen es muy plástica.

    Un fuerte abrazo!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: