Inicio > 1 > Ocaso

Ocaso

Habían pasado del Chinchón a la Canasta en menos de un año. Resistieron la Carioca un par de meses y en otoño empezaron al Guiñote. Acabaron el verano al Julepe y hoy, reparten al Tute mientras doblan las campanas. En el silencio de los dos el mimo deseo: que sea el otro quien aprenda al Solitario.

Anuncios
Etiquetas:
  1. JAVIERHF
    febrero 12, 2010 en 6:43 pm

    Solo, hacía trampas al solitario,
    y, siempre,
    le echaba la culpa al otro.

  2. Benita
    febrero 12, 2010 en 7:46 pm

    “En el silencio de los dos
    el mismo deseo:
    que sea el otro
    quien aprenda el solitario”.
    Trini, esta imagen de silencios se vino a mí versos. Me gusta mucho.
    Un abrazo.

  3. R. Alzala
    febrero 12, 2010 en 8:29 pm

    Chinchón
    Canasta
    Carioca
    Guiñote
    Julepe
    Tute
    No conozco ninguno, tendrás que enseñarme 😉
    Está piola, hay nivel.
    Un micro-saludo.

  4. febrero 13, 2010 en 10:04 am

    Me ha gustado mucho: el final es contundenete; refleja la soledad del anciano que ve como todos los de su edad van desapareciendo.
    Un saludo.

  5. Trini
    febrero 13, 2010 en 10:30 am

    Gracias chicos, por esas lecturas tan precisas.
    ¡Esto promete!

  6. febrero 17, 2010 en 2:33 pm

    Pasaba por aquí a coger un link de Alzala y me encontré con tu post. Muy bueno. Doloroso e inevitable, alguno se ira primero. A cierta edad ver partir a los otros angustia. Sabes que estas en la lista.

    Un saludo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: