Inicio > 1 > Desventura

Desventura

No entendía por qué se abrían sus ojos cuando se moría de sueño, ni cómo sus piernas podían moverse si estaba cansado. Por qué bailaba sin ganas o mostraba alegría  si era el hombre más infeliz de la Tierra. Se preguntaba qué le hacía seguir trabajando y vivir día a día. Sería su fe en algo grande o su esperanza de cambio. O quizás la razón estuviera allá arriba, en aquella cruceta, al final de los hilos que ataban sus brazos y piernas.

Anuncios
Etiquetas:
  1. R. Alzala
    febrero 20, 2010 en 9:04 pm

    No me agradan los títeres ni las marionetas like a child:

    Pero el texto está piola.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: