Inicio > Crítica, Crónica, realidad, Reflexión, Reflexiones > 8:30 minutos de reflexión

8:30 minutos de reflexión

Anuncios
  1. R. Alzala
    marzo 2, 2010 en 3:46 pm

    Gracias por el aporte, es grato escuchar a Saramago hablando del tema, me parece estupendo que señale el problema pero también necesitamos soluciones-alternativas.
    Propongo invertir en lanzallamas 🙂

    Relacionado: el otro día te hablaba de economía basada en recursos, espero que en palabras de Jacque te quede más claro 😉

  2. JAVIERHF
    marzo 2, 2010 en 5:25 pm

    Soluciones, sí. Precisamente lo hablábamos el sábado. Sobran dedos que señalen y faltan que aporten soluciones.

  3. JAVIERHF
    marzo 5, 2010 en 1:50 pm

    Acabo de borrar un chorizo de respuesta, así que iré al grano con algunas propuestas o soluciones pequenyas, parciales quizás, pero,creo yo, de resutlados a largo plazo:

    energía: apagar todos los aparatos eléctricos todos los días durante 2 o 5 minutos

    “despertar personal y de grupo”: dedicar 30 minutos cada día, por encima del cansancio, por encima del ocio de la telebasura y mierdas similares, a pensar en nuestra vida, nuestros objetivos, nuestros porqués, etc. Tomar concienca de quiénes somos, qué hacemos, por qué, etc.

    “vida social”: retomar la costumbre de hablar en grupo sobre cuestiones de la vida diaria que nos afecten y plantear cómo se podría cambiar… y llevarlo a cabo. Crear grupos, asociaciones de “creación y acción”.

    “Tomar la calle”: esas reuniones, y más en climas como el nuestro se pueden hacer en la calle, en sitios donde no se genere

    En definitiva… pensar y actuar. Ya me salió otro chotrizo pero para terminar creo que el principal problema es la comodidad inoculado cual veneno: comodidad para no hacer nada “

  4. JAVIERHF
    marzo 5, 2010 en 1:52 pm

    comodidad para no hacer nada por aquello de “que lo hagan otros”, o “ya lo hará otro”; comodidad para sólo quejarse con grandes palabras. NO.

    La clave es tomar las calles, asociaciarse y pasar a la acción, tanto individual como colectivamente.

    …o conformarse con lo que hay, quejarse cuando toca, y listo. 😉 A fin de cuentas es una opción personal.

  5. JAVIERHF
    marzo 10, 2010 en 2:05 pm

    me siento como un mono que descubre cómo utilizar racionalmente una rama de árbol para coger fruta, y cazar, y abrir la puerta de los coches. El caso.. fruto de unas largas e interesantes conversaciones, apasionadas incluso, con Maese Alzala, de la tribu de los achicharrados ahí va…

    Posiblemente la propuesta más estúpida del mundo para obrar un cambio profundo de consecuencias inimaginables:

    si quieres reducir tus gastos; si quieres contaminar menos; si quieres desatarte de las cadenas del consumismo y hacer que los bancos pasen “algo de hambre”, si quieres contaminar menos… en definitiva, si quieres ser un poco más libre (de verdad) y poner un grano de arena pólvora para un cambio de verdad creo que yo que basta con:

    conocerse a uno mismo

    porque…

    si te conoces a ti mismo,
    aprendes a pensar por ti mismo,
    si piensas por tui mismo y te conoces,
    sabes qué necesitas y qué no necesitas y, en consecuencia, consumes menos, de hecho, sólo lo que necesites (y si lo haces más, sabes, por lo menos, que lo decides tú, que te dejas llevar por esto o lo otro);

    Si consumes menos estás, indirectamente,
    contaminando menos:menos bolsas, menos coche, menos guagua, menos gastos energético; se reduce el impacto sobre el medioambiente.

    Además, si consumes menos, o, sencillamente, te has preocupado por ver cuánto necesitas comer al día para estar sanote, lúcido y brioso,
    no sólo gastarás menos sino que estarás en plena forma;
    harás dieta sin que te importa tu imagen, pues lo harás por ti, porque tu cuerpo lo que no necesita lo almacena, y lo que almacenas sin motivo te pesa el cuerpo, el alma y la mente.

    Y otro detalle que peude pasar desapercibido, si te conoces a ti mismo puedes ayudar, sin quererlo, indirectamente, a que los demás lo hagan. Y es mejor así, indirectamente, porque cada cual tiene su camino, y sus formas de aprender y de crecer… o de no hacerlo. A fin de cuentas, la vida tanto es una cosa como otra.

    Sé que esto no es nada nuevo; que ya estaba escrito en Delfos, o que lo dijo Aristóteles, o quien fuera, pero ayer mismo caí en la cuenta de que algo tan sencillo y complejo a la vez como conocerse a sí mismo podría ser la solución de todos los problemas de la Humanidad. Claro que haría falta un poco de respeto, de no querer imponer nada, etc etc… pero, joder, simplemente conociéndonos a nosotros mismos seríamos mucho más libres de lo que ahora, en este estado de democracia, o de dictadura democrática de la economía ;). somos.

    Que feliz soy. 🙂

    p.:D agradecimientos a Maese Alzala y a Isaac Méndez por tantas y tantas conversaciones. ¡Esa es la actitud!

  6. JAVIERHF
    marzo 10, 2010 en 2:08 pm

    …claro que… todo es una cuestión de decisión personal… jeje, “Conócecte a ti mismo, y has lo que te de la gana. Allá tú con las consecuencias”.

  7. K-isnomsi
    marzo 10, 2010 en 4:53 pm

    “Somos ol rosoltodo do 10.000 onos do propogondo”

  8. R. Alzala
    marzo 25, 2010 en 4:11 pm

  9. JAVIERHF
    abril 3, 2010 en 5:43 pm

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: