Inicio > relato corto, Rural > Cuento (Extracto)

Cuento (Extracto)

(…)

Un canto que edulcora un grito y lo abraza. Un esfuerzo desmedido de una madre a punto de dar a luz. Y un grupo alrededor, rodeándola, celebran a coro. Treinta o cuarenta personas adorando al bienvenido, deseándole caricias y buenaventura. Todos murmuran sobre la valentía y juventud de la madre. Está dentro de un chamizo hecho con cañas y troncos, hay, además, junto a ella tres mujeres que la ayudan y jalean. En la entrada, otras dos rezan por el que llega; también por la que se va. Es increíble como brama. Como sabe que  su época se acaba. Una señora recorre el recinto saltando, ajena a la algarabía  mientras mueve un sahumerio, fuma una especie de puro y lanza su humo al aire; para finalmente, quedarse petrificada, mirando al infinito azul de arriba. No estará solo el pequeño Ali, el que se acomoda a las circunstancias, todos estaremos a su lado, Aruma, mujer de la noche. Sé feliz. Cuida de nosotros a donde quiera que vayas.

Las nubes bajas presagian lluvia. El contacto con los cedros, las caobas, y las ceibas, al arrullo de los berzales traerán lluvias, presumiblemente intensas porque hace dos horas las zancudas se alejaban, nómadas del aire. A lo lejos se presiente el rumor de la cascada del gran Ankuwillka, indomable, constante como el Sol. Un precipicio de 150 metros, un inmolarse del agua, para seguir su camino.

La danza se mantiene cuando empieza a llover. Nada detiene la fusión telúrica. Pureza, barro, entrega, Tlaloc está presente, dios de la lluvia, abrázanos mientras esperas, ceremonioso y certero a Aruma, para llevártela a tu tierra de Tlalocan, lugar de reposo y de abundancia.

Será enterrada en una ceremonia hermosa: como las semillas, para germinar y volver a la tierra. Con los mejores honores. Trajo una vida y entregó la suya.  Habrá una ofrenda con sus pertenencias, útiles que la ayuden en el tránsito al inframundo: instrumentos musicales de barro (ocarinas, flautas, timbales); esculturas representando a los dioses mortuorios, cráneos de piedra, jade o cristal; braseros, incensarios y urnas.

Aruma no resistió el parto. Ya desde joven su madre se lo advirtió: esas caderas minúsculas no soportarán la presión, pero ella quiso traer vida. Lo consideraba una especie de agradecimiento. Si debía irse lo haría por traer un ser. Su mayor preocupación era verlo. No morirse antes. Quería verlo y abrazarlo. Morir y fusionar los ojitos nuevos y desubicados de Ali con los suyos, clavados en él, con las retinas moribundas. Llorar amargamente mientras la herida abierta avanza y la luna gime por el desenlace.

Hubiera sido tan hermoso verlo crecer, darle el pecho hasta que estuviera saciado. Hacerlo feliz. Contarle quiénes fueron sus antepasados. Cómo la vidente Sara nos aconsejó la verdadera pureza de su nombre, Ali, el que se acomoda a las circunstancias. Acomódate, hermoso. Levántate y anda.

(…)

Anuncios
  1. R. Alzala
    abril 30, 2010 en 1:01 pm

    ch’amaka arumana aymara 😉

    No sé si el texto es suyo, tradicional o de Gamobürgo, el caso es q’resúltame: xi>l^ Si pudiese-era ser gustárame disfrutar del texto completo.
    Déjame con la intriga d’leer l’texto en su plenitud.

    Gracias por mostrar el camino de Aruma.

    PD: ¿Cuál es el título?

  2. Román Pérez González
    abril 30, 2010 en 4:54 pm

    Es mío, es mío…

    🙂

    Llevo tiempo trabajando en la idea de fusionar varios planos (cuento y vida). Este es uno de los planos. Va en la línea de “Fusión”, mi anterior post.

    Cuando esté todo mono y perfiladito te lo mando, Jémez.

    El título está por ver…

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: